Honestidad, motivación, determinación y mucho trabajo. Así me volví millonario

Ron Rice nació en Estados Unidos, Carolina del Norte, lugar de montañas. Alentado por la gran motivación de su padre, Ron desarrolló su espíritu emprendedor desde los cinco años vendiendo frutas, nueces, roscas de navidad y otros productos, al costado de una carretera, para ayudar a su familia.

Al culminar sus estudios en la Universidad de Tennessee, trabajó como maestro de química a la vez que era entrenador de futbol americano y salvavidas a tiempo parcial. En esa época, ganaba menos de $7000 dólares al año.

Surgió en él la idea de crear un bronceador que a la vez fuese un protector solar. Siendo Ron de tez muy blanca, quería idear un producto que sirviera a las personas como él, para tomar el mismo color de piel que los nativos de Hawaii.

Su padre le prestó unos $500 dólares y comenzó a probar combinaciones de coco, aguacate, aceites varios y aloe vera para crear su producto. Sus herramientas eran un bote (tacho) de basura y un palo, el lugar donde trabajaba para darle forma a esta idea era el garaje de su padre. Cuando consiguió la fórmula que era de su agrado, comenzó a tratar de venderlo.

Ron mismo cuenta que estaba obsesionado. Salía con su viejo auto Ford, carcomido por la sal del mar, a intentar vender su producto donde sea. Ofrecía su bronceador a los bañeros y en las piscinas, pero logró vender su primer botella de Hawaiian Tropic, el 16 de julio de 1969 (día que Estados Unidos lanzó la primera misión a la Luna) por eso, en forma de broma, Ron suele explicar que el producto “despegó como un cohete”.

Para hacer una publicidad explosiva, Ron realizó un concurso en la playa de chicas en bikinis, donde participaban como jurado celebridades de Hollywood.

Algunas cifras interesantes

• Los productos de Hawaiian Tropic se vendieron a más de 140 países.
• Su casa, con vista al mar, valuada en más de $5 millones, está situada en el mismo lugar donde trabajaba de salvavidas.
• Ron vendió su compañía hace algunos años por el valor de $1.900 millones de dólares.

¿Qué dicen las personas de este emprendedor por naturaleza?

Un periodista cuenta la anécdota que mientras se dirigía a la casa de Ron para entrevistarlo, se sentía con poco ánimo porque las cosas en su trabajo no le estaban saliendo de lo mejor. Al llegar a la casa de Ron, este estaba en la cocina preparándole el desayuno porque suponía que tendía hambre por el viaje. Luego de la entrevista, el ánimo del periodista había cambiado completamente, se sintió contagiado por su motivación, y salió de esa casa con ganas de hacer cosas que hacía años había dejado atrás. Este mismo periodista declaró: “Lo único que supera la motivación de Ron es la admiración que tiene por su hija.”

“Ron tiene esa notable habilidad de conocer a las personas y motivarlas para que alcancen el éxito.”

“Es una de esas personas que se levanta a las 4 de la mañana con una idea y te llama emocionado para contártela.”

“Ron guarda el bote de basura y el palo con el que inició su negocio, como si fuera un recordatorio de su determinación y  esfuerzo.”

“Busque motivador en el diccionario y verá que dice: Ron Ryce.”

Aprendiendo mucho en pocas frases

“Recuerdo el día que pude regresarle los $500 a mi padre, fue el día más feliz de mi vida.”

Cuando le preguntaron si le atribuía su éxito a la Universidad, a su fórmula química o a la gran demanda de su producto, él respondió:

“Todo eso tuvo una gran contribución, pero si una persona está realmente motivada para tener éxito en algo, lo tendrá.”

Refiriéndose a su hija Esterlina dijo: “Creo plenamente en su capacidad, estoy seguro que ella podrá lograr cualquier cosa que se proponga.”

“No me gusta cuándo las personas logran el éxito y se olvidan de sus raíces.”

“Construí mi casa en la playa de granito que traje desde las montañas de Carolina del Norte, en memoria de mi padre.”

Las características que su padre le inculcó toda su vida

• Motivación.
• Confianza.
• Determinación.
• Propósito.
• Honestidad.
• Juego limpio.
• Dura competencia.
• Mucho trabajo duro.

Fuente: libropadrericopadrepobre.com

Recordá que podés inscribirte al evento de marketing más importante de la región entrando en www.pensemosenmarketing.com

Recommended Posts

Leave a Comment